Un café y una sonrisa

soder-morning-coffee-window2

Un café y una sonrisa me devuelven
a este mundo cuando me siento extraviado.
Con sus dotes embriagantes y perennes
el espíritu se amansa, agasajado.

El café, la bebida de este tándem,
con su aroma conocido y exquisito
confortando al alma, dócil, me distrae…
Me sumerge en su ánimo infinito.

Pero fue la sonrisa, desde siempre,
lo que ciertamente más amo y me atrae.
Blancas piezas de alegría permanente.

Sufro mucho si esa curva se contrae.
El café que es excusa, que es un puente,
por besar tu sonrisa que me abstrae.


Imagen tomada de: http://belovelive.com/
Anuncios