El motivo

La bola le picó larga. Iniciando el enésimo pique del partido, a los 42 minutos del segundo tiempo. Estoy seguro de que en ese momento Rovira tenía dos objetivos en la cabeza. El primero era alcanzar la pelota antes de que salga de la cancha por el lateral derecho (porque al saque de arco no llegaba con esa parábola). El segundo era mandar a la recalcada concha de su madre al 2, que con tremendo bochazo, más que complicar a la defensa contraria, se la hacía más difícil a él, teniendo que ir a buscarla a la posición del 7. Siendo él un centrodelantero. Con talento, pero centroforward a fin de cuentas.

El marcador de punta de ellos siguió la jugada de lejos, calculó que no llegaba nadie a la pelota antes de que salga; y no tenía ningún apuro para sacar el óubol. Pero Rovira, en la desaforada corrida que había emprendido, a pesar de la molestia por cansancio que ya empezaba a sentir en los gemelos, tuvo la impresión de que podía llegar acelerando un poquito más.

La bocha volvió a picar, cerrando casi imperceptiblemente la parábola, pero dándole un par de metros más de posibilidad al muchacho que, a esta altura y con este esfuerzo físico, se iba convirtiendo en nuestro héroe. Cuando la tuvo a tiro, se lanzó con las piernas para adelante resbalando alla Palacio y, sobre la línea de cal, frente al banco del local, logró detener la bocha.

Ahí sí, se le vino con todo el 3 rival, entendiendo la cagada que se había mandado, dispuesto a llevárselo por delante, pero nuestro delantero ya estaba de pie dos segundos antes de que el marcador le llegue y se pudiera tirar a los pies. El gallego Rovira vio de reojo a nuestro 5 corriendo para adelante, saliendo del círculo central del que no se movía en la vida y entendió que no iba a estar solo al encarar, así que se mandó en diagonal con todo, apurado por el 3 que se le venía y los escupitajos que sentía en la espalda.

Con pelota dominada y dejando de garpe al marcador de punta, se emparejó en la corrida con el central, que lo braceó bastante bien y sin falta lo fue arreando a Rovira de nuevo para afuera. Mientras nuestro 5 se iba acercando ya a la medialuna, nuestro delantero quedó tan abierto que lo hizo: no creo que la haya pensado como lujo, sino más bien como recurso. Frenó un poco y, en la corrida hacia la línea de fondo, la pisó y pegó tres cuartos de vuelta hacia la derecha, ¡una locura! ¡Quedó de nuevo para encarar al arco!

Siendo el segundo dejado de garpe en la misma jugada, el seis trastabilló y cayó para adelante mientras el gallego se internaba en el área.

Desde la cabecera visitante (la nuestra, detrás del otro arco) el rugido ya era feroz. Es que nuestro cinco llegaba ya al punto del penal mientras el arquero salía a achicar a Rovira. ¡En ese minuto 42 estábamos perdiendo 1 a 0, pero el empate ya nos servía para ascender!

Un paso más dio el 1 y ya estaba servido el pase al medio. Te juro, el gol lo hacía el cinco, pero para nosotros el genio y figura, el que quedaba tatuado a fuego en la historia del club, era el gallego Juan José Rovira. Por los huevos de ir a buscar ese pelotazo, por los lujos ¡Por todo! ¡Ascendidos por primera vez, después de pelearla por más de treinta años en la categoría!

Pero este pelotudo sacudió al arco. No te puedo decir que la mandó a la reconcha de su madre, porque el tipo le erró a la pelota y, en vez de un tres dedos, le salió una cachetada flojita paralela a la línea del costado del área chica que se perdió en el saque de arco.

¿Cómo mierda esperabas que te dijera otra cosa, entonces? ¡Esa no se la vamos a perdonar más al hijo de mil puta! Agradecé que algo de respeto tengo, que si no, cuando me contaste que se murió de cáncer anoche, en vez de decirte “y bueh”, lo mandaba a la puta madre que lo parió de nuevo a ese forro de Rovira.□

Fuente de la Imagen: http://www.paraconocernos.com.ar/?p=775

Anuncios

¡No olvides comentar esto!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s