Amargos

tumblr_lexgl2r0ol1qbk91e

Amargos, lleno de amargos.

—Eh, loco, ¿qué te pasa? ¿De nuevo puteando a la computadora?

—La idiotez del mundo, viejo, la idiotez del mundo.

—Uff… ¿La idiotez del mundo? ¿Qué te pasó ahora?

—Y, nada, ya no se puede disfrutar de internet. Vayas donde vayas hay gente pelotuda posando para selfies.

—Bajá un cambio, ¡no te podés estar estresando por eso!

—Y no, no es solo eso, en realidad me calienta un poco todo este tema de las redes sociales. Porque se meten en todo. Yo no tengo Facebook, por ejemplo, pero en cualquier foro puedo ver la cara de pelotuda de la gente que comenta usando su cuenta.

—Bueno, pensá que por lo menos no trollean como anónimos o guest.

—¿Cómo que no? ¿Cómo que no? ¿Y los perfiles falsos? ¿Los perfiles falsos, qué? Igual, ahora mismo estoy mirando el Twitter. Me lo recomendó el otro día Paco, me dijo que es una fuente de información a tener en cuenta, que lo de la muerte de Michael Jackson, por ejemplo, se supo primero ahí que en cualquier lado ese día.

—¿Y qué es lo que te tiene mal de ahí?

—¡Qué son todos amargos! No escriben si no es para quejarse o mandarse la parte por algo. Encima, se nota que la mayoría escribe desde el telefonito.

—Es que vos sos contra de la tecnología.

—Qué voy a ser contra yo, no me hagás reír. ¿Quién fue el primero que se asoció al único cibercafé de la ciudad hace quince años? Yo ¿Quién fue el primero que se compró un teléfono con internet entre los muchachos? Yo, papá. Y eso recién empezaba a laburar después de haber estado un año entero en la lona. No me podés decir eso. Es argumento de esa gente…

—¿Qué gente?

—Gente incoherente. Igual está el argumento contrario eh. Gente que se hace la lectora con un libro de Cohelo en la mano y te pregunta “¿Cómo podes leer en el teléfono?”. No solo no conocen el Kindle, sino que, encima, después te enterás de que ven SERIES ENTERAS en una tablet. Qué gente pelotuda.

—Bueno, loco, está bien. Pero entonces ¿Cuál es el problema con que escriban desde el telefonito?

—¿No te das cuenta? Es como si estuviesen mensajeando con ellos mismos, ¿entendés? Se están texteando a ellos mismos los que escriben ahí, a ver si alguien les contesta. Es triste. Triste y pelotudo.

—¡Jajaja! ¡Al final me hacés cagar de risa, che!

—Se escriben así mismos, por eso están tan amargados. Por eso te digo que son unos amargos. No sé cómo hacen, pero están matando al más grande invento del siglo XX.

—Faaa, ¡pará un poco la máquina!

—Es que me caliento, boludo, me caliento… Son un cáncer. Somos un cáncer, un virus. Lo que unos pocos sacan adelante, el resto lo hacemos mierda. Mirá, mirá. El portal del diario deportivo. Te ponen ese cuadrito al costado y seguís leyendo opiniones boludas vertidas desde el teléfono a través del Twitter sobre las notas flacas y tendenciosas que publican sobre la selección. Ya te digo: estamos perdidos.

—Bue, parece que te sacaste todo de adentro, te noto deprimido. ¿Vamos al bar? ya son las siete.

—Dejá, me vuelvo un rato al caralibro, a ver si en una de esas hay más selfies semiembolas de compañeras en el grupo de la facultad. Ahora para porno no da.

Anuncios

Un comentario en “Amargos

¡No olvides comentar esto!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s