Entrevista con un vampiro

sombra_vaso

A la hora pactada llega, no por recordarlo, sino porque quien le sirve de tiempo completo se lo recuerda y lo llama. Viene totalmente despreocupado, desprovisto de prejuicios y enojos. Se sienta a la mesa que había dispuesto su asistente –y a la que yo ya me hallaba sentado– y me dispongo a sacar la netbook, ya que tengo pensado grabar la entrevista con el software grabador de voz: había olvidado la grabadora en mi habitación.

Se acerca en ese momento su asistente y deja frente a él un vaso casi rebosante del néctar animal, aquél que consumía todos los días, tanto por las tardes a la puesta de sol como al amanecer.

Sigue leyendo

Anuncios

Aquí

street-251595_1280

Aquí, en silencio,
mordiéndome los labios
pensando en un pasado,
añorando un presente,
sin búsqueda de futuro…

Aquí, en silencio,
buscando una salida
rompiendo mil esquemas sin gracia
de algo sin medidas…

Aquí, en silencio,
amándote con locura
esperando a cada instante
el momento de abrazarte con ternura.

Aquí, en silencio,
esta soledad se hace insufrible,
y hace de la muerte,
un estilo de vida preferible…

Aquí, en silencio, amándote…

* Publicado anteriormente, ver más aquí.

El lado sensible

kiss

Aai guana raquenrol olnaaai, an parti everidei.

El pogo estaba en su momento más violento y Roberto empezó a patear culos a diestra y siniestra. Empujones, gritos y mordidas. Gotitas de cerveza por el aire y aroma a porro fuerte terminaban de componer el ambiente, en el que retumbaba en el pecho el bajo de Simmons y las estrofas de la vida rockstar interminable.

¡Estaba ahí, carajo! En su propia tierra, y con desenfreno disfrutaba de todo aquello para lo que estaba preparada su felicidad adolescente. Sabía que nunca antes –y nunca después– estaría tan vivo como en ese mismo momento.

Sigue leyendo

El secreto de la alfombra

alfombra_shaggy_gris_detalle2

Las gotas de sangre se veían, oscuras, nítidamente sobre la pared blanca. Exactamente una semana antes la habían vuelto a pintar, por eso el blanco que casi resplandecía denotaba tan fácilmente aquellos rastros que había dejado el asesino, horas antes.

Sin embargo, la preocupación mayor de la encargada del aseo de esa oficina, Romina, era la alfombra. Un gran charco hediondo y amarronado era ahora lo que debía hacer desaparecer para que el lunes las actividades se reiniciaran como si nada hubiera pasado, como si la muerte hubiera obrado de manera natural y aquel miembro de la organización faltante solamente perteneciera a un recuerdo lejano. Como si no fuese realidad que habían terminado con su vida entre esas paredes y de manera brutal.

Sigue leyendo

La apuesta

MGM_Las_Vegas

« ¿Quién me mandó a meterme en este lío? ¡Será de Dios! Todo por querer quedar bien con esos tipos. ¿Quiénes se creen que son? ¿A quién le ganaron? Bueno, basta de boludeces, concentración, lo que ya está, ya está. ¿Cómo puedo hacer ahora para que me dejen en paz? Una sería decir toda la verdad, pero las consecuencias no me gustan para nada. Primero, sería entonces totalmente inútil la intervención que intenté realizar. Segundo, me tomarían por mentiroso y eso tal vez sea peor. No, seguro que lo de ‘dormir con los peces’ es un mito, pero igual me hiela la sangre.

Sigue leyendo